ALERTA SOBRE DROGAS QUÍMICAS

La urgencia de atender el significativo aumento en el consumo de drogas químicas entre los escolares chilenos, plantea Ana Luisa Jouanne, directora ejecutiva de Corporación La Esperanza, tras el último informe de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) lanzado la semana pasada. Este organismo alerta sobre un alza en el uso de drogas sintéticas en Chile y reporta que el año 2019 se requisaron 1.500.000 dosis de ese tipo de narcóticos en el territorio nacional, mientras en el 2010 esa cifra fue de 2 mil.

 

El alza en el consumo de drogas sintéticas en Sudamérica es una de las principales alarmas que reportó este jueves la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes, a través de un estudio que advierte de una Epidemia oculta de consumo de drogas. Corporación La Esperanza viene advirtiendo sobre esto hace mucho tiempo. Al ser cifras menores a las de alcohol y marihuana, pasan desapercibidas, sin atender que han ido marcando una tendencia al alza. En el último estudio de escolares de SENDA el consumo de tranquilizantes sin receta aumentó pasando de 15,5% a 16,5%, en un año, mientras que el consumo de otras drogas químicas estimulantes, éxtasis y alucinógenos, subió en un 0,8% respecto del año anterior, pasando de 2,0% a 2,8% en su prevalencia año.

 

Es urgente que se tome en cuenta la voz de la experiencia de Corporación La Esperanza, con más de 25 años tratando a personas con problemas severos de adicción a las drogas en Chile.

 

En la sección sobre Chile, el estudio JIFE indica que el año 2010 se incautaron 2.000 dosis de drogas sintéticas en el territorio nacional, cifra que aumentó a 1.500.000 dosis de ese tipo de narcóticos requisados el año 2019.

 

La pandemia ha contribuido a que este fenómeno crezca más aceleradamente. La Organización Mundial de la Salud reportó un aumento de un 30% de las patologías en salud mental a causa de la pandemia. Esto sería especialmente notorio por el estrés que causa el confinamiento y su impacto en el consumo de drogas y alcohol, asociado a la crisis de salud mental a nivel mundial que vivimos actualmente.

 

Los investigadores de la JIFE también citan información del Senda para advertir que Chile lidera el consumo a nivel escolar de cocaína, marihuana, benzodiacepinas, alcohol y tabaco en Sudamérica.