PATRICIA ELLIES … SIEMPRE SERÁS BIENVENIDA EN LA ESPERANZA Biblioteca lleva ahora su nombre

La despedida oficial de Patricia Ellis directora por 26 años los Centros de rehabilitación para personas dependientes de droga de la Corporación La Esperanza fue amorosa y emotiva. La presencia de personas rehabilitadas hace más de 20 años que vinieron a despedirla fue la nota especial. Patricia estuvo desde el desde el día que se inauguró La Esperanza, en 1995, al frente del área de tratamiento; fue impulsora y responsable de los grandes y pequeños logros de esta institución.

En una carta leída por la Directora Ejecutiva de la Corporación, Ana Luisa Jouanne, a nombre de su esposo, Jaime Orpis, fundador de La Esperanza, él agradeció a Patricia por haberlo acompañado, sin dudar, desde el primer momento en la que entonces parecía una locura: crear una casa para acoger a quienes no podían dejar la droga y vivían en la calle.

Con 26 años de su vida dedicados a La Esperanza, Patricia fue otra “mamá” para quienes desafiaban día a día las dificultades de la rehabilitación del consumo de droga. “Siempre tenía una palabra de aliento”, dice Pablo quien completó su tratamiento hace 23 años; “Nos incentivó para ir más allá y estudiar, y luego nos apoyó para encontrar  trabajo”, agregó Manuel recordando que les “recibió con cariño cuando pensamos que no valíamos nada”.

La despedida de “la mamá Pati” fue una ceremonia llena de simbolismos: palabras de agradecimiento de profesionales, administrativos y directores y muchos abrazos se sumaron a numerosos obsequios. Uno de gran significación fue un enorme Magnolio florido, tan imponente como Patricia, en recuerdo de cada uno de los 8 mil hombres y mujeres que han pasado por La Esperanza. El broche final dejaría a la vista una placa para indicar a todos que, de ahora en adelante, el salón principal del Centro San Joaquín de Corporación La Esperanza llevará el nombre de Patricia Ellies.