Rehabilitación y reinserción: Lo que nos mueve desde nuestros inicios

Desde nuestra fundación en el año 1995, el motor principal de Corporación La Esperanza ha sido rehabilitar y reinsertar gratuitamente a personas de escasos recursos con adicción severa al alcohol y a las drogas.

Es así como el pilar de nuestro trabajo es ofrecer tratamientos intensivos de abstinencia total para personas con dependencia severa a sustancias psicoactivas. Éstos contemplan un año intensivo (diario, ambulatorio o residencial) y luego 18 meses de seguimiento durante los cuales se acompaña a la persona en su reintegración laboral y social. Todo ello, a cargo de un equipo multidisciplinario, encabezado por psicólogos y acompañado de psiquiatras, técnicos en rehabilitación, terapeutas ocupacionales, asistentes sociales y expertos en materias específicas de formación.

“El objetivo del tratamiento no es sólo eliminar el consumo, sino que también trabajar en la historia de cada uno, abordando las razones que lo llevaron a consumir drogas. Incluye un proceso psicoeducativo que busca desarrollar habilidades para la vida futura y formarlos en temas que le permitan alcanzar su nuevo proyecto de vida”, explica Ana María Luisa Jouanne, Directora Ejecutiva de Corporación La Esperanza.

El tratamiento, desde su inicio, aborda simultáneamente cuatro líneas de trabajo: psicológica, con terapias individuales y grupales; laboral, donde en talleres y pequeñas empresas las personas adquieren capacidades y hábitos de trabajo;  familiar, con terapias que integran a la familia para restablecer lazos y fortalecer los roles; y espiritual/cultural, que contempla el crecimiento personal tanto artístico, como de conocimiento.

Nuestros programas y servicios

Trabajamos en tratamientos intensivos residenciales y ambulatorios para atender a hombres, mujeres y recién nacidos, afectados por la droga.

De esta manera, en nuestros centros San Joaquín (Santiago) y San José de Arica contamos con un programa de rehabilitación intensivo residencial y también de un programa de rehabilitación intensivo ambulatorio, presencial, semi presencial y online para hombres con problema severo de consumo de alcohol y otras drogas, mayores de 18 años y de escasos recursos.

Por otro lado, en nuestro Centro Santa María de Rancagua disponemos del programa de rehabilitación intensivo residencial, además, del programa de rehabilitación intensivo ambulatorio, presencial, semi presencial y online para mujeres con problema severo de consumo de alcohol y otras drogas, mayores de 18 años y de escasos recursos.

En el mismo centro, contamos con el Programa “Naciste tú”, proyecto que busca atender desde sus primeros días al niño que ha sido expuesto a la droga en su etapa gestacional. El objetivo es disminuir en él el daño recibido y favorecer el desarrollo de sus potencialidades, así como evitar que vaya a un centro de Mejor Niñez (Ex-SENAME) o crezca bajo el alero de padres consumidores. El tratamiento es residencial, conjuntamente con la rehabilitación de la madre y la construcción de un vínculo madre hijo, afectivo y responsable.

“Creemos firmemente en que toda persona tiene la capacidad de reconstruir su vida, de reintegrarse a la sociedad y de recuperar a su familia, su libertad y su dignidad. Sólo necesitan una oportunidad”, finaliza Ana María Luisa Jouanne.