REINSERCIÓN SOCIAL Y LABORAL

En el ámbito de tratamiento, La Esperanza específicamente comprende rehabilitación y reinserción laboral, social y familiar. El modelo de tratamiento es de abstinencia total con énfasis en el desarrollo humano y el desarrollo de competencias laborales y habilidades para la empleabilidad. La duración del tratamiento es de 2 años aproximadamente: primer año intensivo en modalidad internado o ambulatoria, con 12 a 18 meses posteriores de acompañamiento en la reinserción, etapa en que nuestros usuarios se incorporan al mundo laboral de manera estable (condición excluyente para pasar a esta etapa) y asumen su rol familiar y social, tanto si se trata de personas con discapacidad como sin ella.

 

Solo tras dicho período, se considera que la persona ha concluido con éxito su tratamiento, clasificándose como “re educado(a)”.

Desde un inicio, el tratamiento aborda simultáneamente 4 líneas de trabajo: psicológica, laboral, familiar y espiritual/cultural que completa la visión humanista del método en La Esperanza, dando espacio a la búsqueda de un sentido y otros valores del quehacer humano.

El objetivo principal de la intervención no se circunscribe a la problemática de consumo, sino más bien está dirigido a mejorar la calidad de vida de la persona, apoyándola en su integración social, familiar y laboral con la construcción de un estilo de vida alternativo.

Para lograr esto se propone identificar los capitales de recuperación de la persona (Sumnall & Brotherhood.2012) y así identificar recursos y debilidades a trabajar en el proceso. Un capital de recuperación se define como: La amplitud y profundidad de recursos externos e internos que sirven de base para sostener la recuperación de problemáticas graves asociadas al consumo.

Debido al consumo severo y prolongado de drogas y alcohol, algunos de nuestros (as) usuarios(as), padecen de limitaciones o deficiencias –temporales o permanentes- que no les permiten interactuar con su entorno de manera plena y efectiva, en igualdad de condiciones con los demás. De esta manera, la dimensión de reinserción laboral de nuestro programa, hace posible que ellos (as) vuelvan a ser laboralmente activos (as), a sentirse útiles y funcionales en la sociedad, algo fundamental desde el punto de vista de la dignidad humana, dando sentido a su rehabilitación. Asimismo, es indispensable para su permanencia a lo largo del tiempo.

El programa de Reinserción de La Esperanza está orientado a un perfil con compromiso biopsicosocial de moderado a severo. El diagnóstico en estos casos permite ver un deterioro importante en las distintas áreas de la vida de la persona, debido a un uso problemático de drogas; por ejemplo pérdida del trabajo, o irresponsabilidades reiteradas. En el área familiar se percibe un quiebre o problemas relevantes de relaciones. También algunos casos presentan conflictos con la justicia.

 

Los programas de tratamiento de Corporación La Esperanza se han ido profesionalizando y especializando cada vez más, liderando en resultados y constituyendo un modelo único, adaptado a la realidad nacional. Se basan en 24 años de experiencia institucional, sumado a avances, metodologías e intervenciones respaldadas por la comunidad científica.

 

La reinserción es una de las etapas más críticas de tratamiento, porque luego de estar un año o más en un sistema protegido (a), y lógicamente tras el daño cognitivo y/o aislamiento de su entorno familiar y social por causa del consumo, el individuo debe enfrentar el mundo social y laboral con las herramientas ya adquiridas. Si la persona egresa estando cesante, las posibilidades de recaída aumentan exponencialmente. De ahí la exigencia de que todo usuario (a) salga con un trabajo en el cual desempeñarse y/o una instancia de estudios formales.

 

En 2019, 61 beneficiarios de La Esperanza se reinsertaron laboralmente.
En sus 25 años de existencia, La Esperanza ha reinsertado laboralmente a xx usuarios.

A- Apresto/Reinserción laboral

Su propósito es generar competencias y desarrollar habilidades tanto técnicas como blandas para la empleabilidad. Puntualmente, a través de talleres laborales se pretende desarrollar el apresto laboral como parte del proceso de rehabilitación, facilitando el proceso de reinserción socio laboral futura. Sus objetivos son terapéuticos, permitiéndoles reforzar, reparar y fortalecer destrezas, competencias –responsabilidad, puntualidad, higiene, cumplimiento de instrucciones y metas, entre otros-, y conocimientos que más adelante les permitan reinsertarse adecuadamente a la vida social.

B- Capacitación en oficios

El 100% de los usuarios realiza talleres laborales y de instalación de hábitos laborales para cumplir uno de los objetivos principales que es la reinserción laboral. Además, se les apoya en la búsqueda de trabajo y se realiza seguimiento del egresado.

c - Inclusión laboral por discapacidad

En 2019, Corporación La Esperanza se presentó como institución benefactora de la Ley 21.015 y fuimos aceptados por el Consejo de Donaciones del Ministerio de Desarrollo Social como institución acreditada para capacitar, incluir y reinsertar laboralmente a personas con discapacidad, derivadas del consumo de drogas.

 

  • En diciembre fue aprobado por el Consejo de Donaciones del Ministerio de Desarrollo Social el proyecto en torno a la ley 21.015 para ejecutar a partir de enero del 2020.
  • Es primera vez que una institución que trabaja en rehabilitación y reinserción de personas con consumo severo de drogas es acreditada para este fin.
  • Primera vez que se valida que una persona con consumo severo de drogas puede tener discapacidad temporal o permanente originada presumiblemente por ese consumo.

Si tu empresa no cumplió con el 1%, contactate con nosotros a: mjflores@cormporacionesperanza.cl

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Este es un proyecto pionero a nivel país, ya que por primera vez se valida que una persona con consumo severo de drogas puede tener discapacidad. La principal necesidad que se busca abordar en el proyecto es la falta de acceso a instancias de capacitación y participación laboral de las personas con discapacidad, de origen mental psíquico y cognitivo, producto del inicio temprano o de muchos años de  consumo severo de drogas. También, busca  darles la oportunidad de un trabajo que cuente con las condiciones y la cultura que le permitan desempeñarse plenamente.

 

 

Público Objetivo

Hombres y mujeres mayores de 18 años vulnerables, que poseen discapacidad adquirida producto de un consumo problemático de drogas y un deterioro biopsicosocial de moderado a severo.
Que cuenten con credencial de discapacidad o bien accedan a obtenerla durante su participación en el programa.
Provenientes de sectores socioeconómicos vulnerables de las regiones Metropolitana, Arica y Parinacota y del Libertador General Bernardo O´Higgins
Que estén participando del programa de rehabilitación en Corporación La Esperanza (Centro de San Joaquín, Centro San José y Centro Santa María).

 

 

 

 

 

 

Impacto de este proyecto

Actualmente tenemos 38 participantes con toda su documentación al día (Informe social, Informe médico, IVADEC), esperando poder ingresar al Comisión de Medicina Preventiva e Invalidez (COMPIN), para su tramitación.

 

En cuanto se pueda, los participantes asistirán a los talleres, en forma periódica y abordarán este tema en terapia. Además un porcentaje de ellos se certificará en capacitación SENCE, a través de cursos del Programa Becas Laborales asignados, de Elaboración de productos de pastelería y repostería. Para Arica, hay un curso asignado de “Pintura de muros interior y exterior” y para Rancagua de “Corte y confección de cortina y artículos para el hogar”.

Centros de tratamientos

Oficina Central

Administración, Santiago, Avenida Condell 272, Providencia, Región Metropolitana.

Teléfono: +56 22362 46 17

San José, Arica

Comandante San Martín N° 150, Villa Frontera, Arica.

Teléfonos: +56 97215 86 14
+56 94255 27 31

San Joaquín, Santiago

Av. Departamental 323, Santiago Región Metropolitana.

Teléfono:  +56 22596 25 67

Santa María de La Esperanza y Naciste tú, Rancagua

Domingo Faustino Sarmiento N°1070, Villa Triana, Rancagua.

Teléfono: +56 72221 31 96